ACTÚA POR LA NATURALEZA

La hora del Planeta  nacío hace más de una década en Sidney, en 2007, como gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático.

Un sencillo gesto que consiste en apagar las luces de hogares, negocios, edificios y monumentos emblemáticos durante una hora. Una sencilla acción que después articularía un creciente movimiento mundial por el Planeta.

Ya forman parte del movimiento de defensa de la naturaleza miles de ciudades de 188 países que apagaron más de 17.000 monumentos y edificios icónicos, uniendo a ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones para, entre todos, "cambiar el cambio climático".

La Hora del Planeta pide la unión de los ciudadanos, ayuntamientos y grupos políticos, empresas y organizaciones, para lograr un mundo más respetuoso con la naturaleza.

En la actualidad la Hora del Planeta promueve acciones directas para luchar contra el cambio climático y desarrollar iniciativas de conservación más alla de la acción climática.

Apagar la luz el 30 de marzo de 2019. De 20:30h a 21:30h.